Seguidores

jueves, 23 de noviembre de 2017

A.R.A. San Juan


Bajo tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios;
no deseches las oraciones
que te dirigimos
en nuestras necesidades,
antes bien
líbranos de todo peligro,
¡oh Virgen gloriosa y bendita!
Amén.

martes, 21 de noviembre de 2017

Pequeña Campaña en la Banda Oriental- Combate del Solar de Cabrera 4 de marzo de 1807

Finalmente concluyó la Pequeña Campaña en la Banda Oriental, en el día de ayer concurrieron a casa Daniel Castiglioni y Eduardo De Nucci para comandar a los ingleses y Gerardo Strada, Horacio Falcinelli y Arturo Algueiro Melo para dirigir a los virreinales.
El morfi
Luego de los saludos nos dispusimos a comer algo y mientras almorzábamos estuvimos viendo las figuras de gauchos norteños, realizadas por Horacio, que pintó y trajo Daniel Castiglioni.
Planteo del juego
Inicio de la batalla: 16:15 hs. finalización: al anochecer que, en estas latitudes y en verano, es a las 20:00 hs. Lo cual le dió a juego una duración de 16 períodos.
Las unidades que estaban en el campo de batalla debían desplegarse en el sector indicado y estaban a la vista, salvo si las ocultaban edificios o cercos o elementos del terreno.
El terreno era mayormente llano y no presentaba dificultades de desplazamiento, las elevaciones tienen una altura de una cota de pendiente suave y descontaba según reglamento. El solar de Cabrera tenía muros de piedra, era considerado posición fuerte y podía albergar una unidad de hasta 30 figuras. Los caminos facilitaban el desplazamiento según reglamento.
Los montes de árboles eran abiertos, ofrecían protección del terreno y ocultaban a las tropas apostadas en ellos según reglamento.
Los cercos vivos no ofrecían protección al fuego, pero podían ocultar de la vista del enemigo a las tropas apostadas detrás de ellos, hasta que abrieran fuego o que el enemigo se encontrara a distancia de combate. Los cercos de piedra ofrecían protección fuerte.
La situación
Se trataba del escenario final donde se decidía la campaña. El ejército inglés había conquistado todas las localidades que rodeaban a Montevideo y las había ocupado asegurándose que no hubiera sublevaciones. Esta medida significó que el ejército se encontraba notoriamente disminuido a la hora de presentar la batalla. Por su parte los virreinales también estaban debilitados debido a las pérdidas sufridas en las batallas anteriores y a que los reemplazos, sobre todo de la artillería estaban constituidos por milicias provinciales y ya casi no había artilleros veteranos.

El combate
Cuando ambos bandos desplegaron sus ejércitos, de inmediato se pudo ver que los ingleses habían concentrado todo el ataque sobre el ala izquierda virreinal, evitando atacar el largo muro de piedra que veían amenazante y suponían que ocultaba a gran parte de la infantería virreinal. Esta maniobra les evitaba sangre, pero prolongaba la batalla.
De inmediato comenzaron los fuegos de la artillería y pudo verse que, a la segunda salva la batería del centro virreinal se retiraba y buscaba refugio entre las casas del solar.
Finalmente arribaba el cuerpo de Elío y avanzaba al paso rápido por el flanco derecho del ejército virreinal.
El ejército inglés, mientras tanto seguía avanzando y la caballería virreinal empezaba a retroceder evitando los fuegos de la infantería, aunque exponiéndose a los tiros de una batería de artillería a pie que estaba desplegada en las alturas.
Por el centro avanzaba el 40th Foot y el 87th Foot, en las alturas como única fuerza en el flanco izquierdo inglés, detrás de la arboleda se encontraban los Light Dragoons.
La brigada ligera compuesta por el Light Battalion y el 95th foot apoyada por la artillería a caballo seguía avanzando.
Finalmente pudo mas la ansiedad y la caballería virreinal salió a enfrentar a los ingleses que ante los primeros movimientos rápidamente formaron cuadro para esperar a los virreinales.
Como era de esperarse las caballerías se estrellaron sobre los disciplinados cuadros ingleses que las rechazaron provocándoles grandes pérdidas al punto tal que fueron destruidos completamente los Voluntarios del Paraguay y los Dragones de Buenos Aires.

Al tiempo que se producían estos combates la división de Elío tomaba posiciones en el campo de batalla, los batallones ingleses del centro empezaron a recibir el fuego de la infantería virreinal apostada en los cercos de tuna y en el caserón del Solar de Cabrera. El fuego fue respondido por la infantería inglesa y comenzó un duelo que terminó con la destrucción total del Tercio de Montañeses. Por su parte ante la pérdida de dos tercios de su fuerzas, el Cnl. Allende, comandante del Cuerpo de Caballería, decidió abandonar el campo de batalla llevando consigo a los Blandengues de Buenos Aires.
Así se desmoronaba el flanco izquierdo virreinal mientras Elío estaba ingresando con sus tropas por el flanco derecho. A partir de este momento se sucederían furiosos combates de infantería por lo posesión del caserón del solar que estaba ocupado por el Fijo de Buenos Aires. El 87th Foot se lanzó al asalto y consiguió expulsar el Fijo, pero no pudo apostarse cuando ya estaba siendo atacado por los Voluntarios de Montevideo que recuperaron la posición. Inmediatamente el 40th Foot atacó el caserón expulsando a los Voluntarios.

Mientras tanto el 95th Foot y el Light Battalion ya estaban por lanzarse al asalto sobre las posiciones de Elio quien finalmente había detenido su avance y había formado dos líneas de defensa.
Las compañías de Miñones Catalanes asaltaron al caserón y nuevamente lograron recuperarlo, pero sorpresivamente los Light Dragoons cargaron a los Voluntarios de Montevideo que se retiraban desorganizados del caserón y se rindieron inmediatamente.
La capacidad de combate de los virreinales estaba muy disminuida y la rendición de esta unidad significó que exponía el flanco de la posición de Elío hizo que el ejército virreinal se retirara y la victoria fuera para los ingleses quienes en consecuencia ganaron la campaña.
Fue una batalla muy reñida y me pareció además muy interesante y divertida sobre todo los sucesivos asaltos sobre el caserón del Solar de Cabrera y de acuerdo con los comentarios de los jugadores parece que también la disfrutaron.
Para terminar, quiero agradecer a todos los participantes y amigos que me apoyaron en este berretín.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Exposición de Juegos de Guerra y Modelismo Estático durante la Noche de los Museos

En el marco de la Noche de los Museos se realizó una muestra de modelismo estático y juegos de Guerra en un salón del Edificio Libertador, actual sede del Ministerio de Defensa de la Nación.
El lugar que por su diseño, materiales y tamaño muestra la importancia que se le daba a la defensa del país en otros tiempos, está presidido por una imponente estatua del General San Martín. Bajo su mirada se armaron las mesas de juego y se realizó la exposición.
Afuera una banda militar nos sorprendía tocando pasodobles y música moderna. Algunos Granaderos a Caballo y Patricios junto con jóvenes cadetes de la Fuerza Aérea y personal de la Armada, recorrían el lugar dando un toque de color y marcialidad con sus uniformes.
Se pudieron ver algunos extraños personajes maquillados como monstruos cuya presencia podría haber resultado graciosa si no hubiera sido tan fuera de lugar. También había jóvenes que repartían cotillón de gorras de marinero, birretes de la Fuerza Aérea y morriones de Granaderos, los más logrados y más lindas eran por lejos las gorras de marinero.
Esteban Puente, un gran amigo, finalmente me convenció que me presentara y tuvo la generosidad de llevarme y traerme en su auto. Llegamos a las 16:00 hs más o menos y nos pusimos a armar las mesas, ya estaban los muchachos del CAM (Círculo Argentino de Modelismo) que exponían los modelos estáticos. El público iba a llegar a las 20:00 hs y la exposición terminaba a las 02:00 del día siguiente.
Las mesas
Gerardo Strada presentó una gran mesa con figuras de plomo en 28mm representando la batalla de Estero Bellaco en la Guerra del Paraguay.
Arturo Algueiro Melo y su hijo llevaron la mesa, tal vez más sorprendente, pues era a escala 1:300 y presentaron dos escenarios de la Segunda Guerra Mundial ¡para armarlas usaron anteojos de aumento con luz! 
Daniel González llevó la flota francesa de la Segunda Guerra Mundial y en una mesa muy grande se desarrolló una batalla en el Mediterráneo de las Regia Marina y la Royal Navy.
Finalmente, la mejor mesa, aunque solo para entendidos, fue la que llevó Esteban Puente que representaba un combate en el norte de África entre unidades inglesas y el legendario Afrika Korps. Los modelos de Esteban son incomparables por el trabajo de investigación que ha realizado y por la perfección en la confección de los mismos. En algunos casos son transformaciones, pero también tiene modelos únicos realizados por él.

Por mi parte presenté casi la totalidad de la colección de soldaditos de Invasiones Inglesas  constituida fundamentalmente por transformaciones sobre figuras de Front Rank y figuras de diseño propio.
La mesa mostró el despliegue del ejército virreinal al mando de don Santiago de Liniers en la mañana del 2 de julio de 1807 frente al puente de Gálvez y a la vanguardia y grueso del ejército inglés, ya que la retaguardia no había arribado aún. Los ingleses evitaron el combate y cruzaron el Riachuelo de los Navíos por el Paso de Zamora, lo cual finalmente condujo a su ruina pues debieron enfrentar al ejército virreinal conducido por Liniers, con la moral alta, muy bien desplegado y atrincherado según el plan de don Gonzalo de Doblas y apoyado por la población. 
Se pretendió modelar la batalla ofrecida por Liniers y rechazada por Whitelocke, para lo cual se usó el programa JGNP que desarrollé y actualicé en Clipper y con el cual se han realizado juegos napoleónicos y campañas desde hace más de diez años.
 
La escala de terreno utilizada fue la habitual de nuestro juegos 1:500, la proporción de representación: 1 figura cada 30 soldados y 1 modelo de cañón cada 3 cañones.
Como ya se ha publicado en este blog, las figuras del ejército inglés son transformaciones de originales de la marca Front Rank y fueron pintadas por Jorge Magan así como algunos de los Tercios de Voluntarios y en el caso de las caballerías virreinales fueron modeladas y pintadas por Fernando Amo. La infantería virreinal fue modelada por Leandro Bernardis.
En todos los casos tuve a mi cargo la investigación uniformológica, el diseño de las figuras, las correcciones y el pintado de los detalles faltantes, como ojos, alamares, botones, etc.
También realicé, la casa, el oratorio, el rancho, el puente, la arboleda y la manta representativa del terreno.
Estas figuras han ganado la Medalla de Oro en diferentes presentaciones de dos Concursos del Club del Soldado de Plomo y en una de ellas obtuvieron el Premio “Lo más lindo de la Exposición” alcanzado por votación entre todos los concurrentes a la muestra.
El publico
Acá podemos ver parte de la gran cantidad de gente que concurrió a la Exposición y se interesó por la muestra, y a Daniel González explicando sobre el juego de guerra.
Finalmente terminamos cerca de las 03:00 del domingo, un agradecimiento especial a Eliseo Logarzo, hijo de un viejo wargamer con el que compartimos varios juegos, Eliseo es un muchacho brillante y muy amable, gracias a su ayuda pude guardar todo eficazmente y en tiempo record.
Fue una muy linda noche que me brindó también la alegría de recibir la visita de mi señora  con mis tres hijos y hasta la novia del mayor ¡muchas gracias  todos!